El Manchao

Cerro el manchao

El Manchao

El Cerro El Manchao, de 4550 msnm, forma parte de la cadena montañosa del Ambato, en la provincia de Catamarca. Su nombre significa “lugar de miedo“.
Presenta una dificultad física media-alta, por lo que es importante contar con un buen estado físico. Desde el punto de vista técnico no es un cerro difícil, más allá de la altitud que puede ocasionar inconvenientes en quienes no consigan aclimatar correctamente.

Etapa 1: El Rodeo – Las Tinajas
Distancia: 17,6 km.
Altura inicial: 1295 msnm.
Altura final: 3060 msnm.
Tiempo estimado: 10 horas.

El ascenso comienza en la localidad de El Rodeo, ubicada en el fondo de un valle al pie del cordón de Ambato, a 1290 msnm y a unos 30 km al norte de la capital provincial, San Fernando del Valle de Catamarca.
El objetivo del primer día es alcanzar una zona denominada “Las Tinajas” a 3060 msnm, lugar propicio para establecer un campamento, ya sea montando carpas o utilizando unas cuevas de piedra que hay en el lugar y sirven como refugio.
A mitad de camino se llega a una zona denominada “La Confitería”, lugar que por su ubicación y horario estimado de llegada es el punto ideal para realizar una pausa durante el almuerzo.
Luego de esta parada se atraviesan algunos hitos destacables, como el faldeo del cerro El Morro y la zona de Los Caserones.
Luego del faldeo de El Morro, se pasa junto a un arroyo, que será el primer sitio en el que es posible la obtención de agua. Prever esta situación para que no se convierta en un problema.
La etapa resulta bastante dura físicamente, ya que se deben recorrer más de 17 kilómetros y remontar más de 1700 metros de desnivel. Es el primer día actividad y eso también se siente. La altitud aún no es, en principio, un problema, pero de todas formas resulta en un comienzo bastante duro.

Etapa 2: Las Tinajas – Pampa del Manchao
Distancia: 15,2 km.
Altura inicial: 3060 msnm.
Punto más elevado: 4150 msnm.
Altura final: 4035 msnm.
Tiempo estimado: 9 horas.

El segundo día tiene como objetivo alcanzar una zona que queda muy a tiro de la cima. Esta se denomina Pampa del Manchao y consiste en una explanada sobre la artista del cerro situada a unos 4030 msnm y que es la antesala al último tramo de la ascensión. Este lugar no cuenta con recursos de agua en las cercanías, por lo que para poder pasar la noche es necesario portear toda el agua requerida desde un punto anterior. Hay que tener la precaución de contar con recipientes que permitan este traslado para una cantidad suficiente para preparar una cena, desayuno y contar con una reserva para el día de cumbre.
Partimos del campamento en las Tinajas y nos dirigimos, primero, a una zona denominada Primer Campo, a 3500 msnm, dónde hay una cómoda cueva y un pequeño arroyo. Este es un buen lugar para detenerse a recuperar fuerzas.
Retomada la marcha, ponemos rumbo a otra zona propicia para acampar, denominada Campo Grande a 3610 msnm. Esta está atravesada por un arroyo que ladera abajo da origen al cauce principal del río Ambato. Este sitio, más o menos a mitad de etapa, es un buen lugar para hacer una pausa de almuerzo. Del arroyo puede obtenerse agua y, además, será el lugar donde montaremos la tercer noche de campamento. Es muy importante tener presente que este es uno de los últimos puntos en los que será posible recoger agua. Aquí debemos llenar todas las botellas y hacerlas rendir hasta que volvamos a pasar de regreso, al día siguiente. Un par de kilómetros más adelante cruzaremos un pequeño arroyo y a partir de allí ya no volveremos a encontrar agua.
Finalmente, se debe comenzar una cuesta prolongada hasta un lugar denominado Campo de las Minas (3950 msnm) y desde allí sortear unas 3 quebradas hasta nuestro destino, Pampa del Manchao. Este tramo en particular resulta muy duro físicamente.
En esta jornada se recorren, nuevamente, más de 15 km y se remontan unos 1000 metros de desnivel, teniendo que realizar un descenso intermedio de unos 100 metros.

Etapa 3: Pampa del Manchao – Cumbre del Manchao – Campo Grande
Distancia: 16,5 km.
Altura inicial: 4035 msnm.
Punto más elevado: 4530 msnm.
Altura final: 3610 msnm.
Tiempo estimado: 10 horas.

El tercer día es el día de cumbre 4530 msnm. El objetivo de esta etapa es alcanzar la cumbre y contar con el tiempo suficiente para poder regresar a un punto anterior desde dónde se ha partido. Esto es necesario puesto que no se cuenta con sitios dónde obtener agua durante el ascenso.
El desnivel que hay que remontar hasta la cumbre es de unos 500 metros. Sin embargo, en esta parte del trayecto la cuesta se presenta constante y con pendientes de consideración. Pasados los 4000 msnm, la altitud pasa a ser un factor importante. Tener en cuenta estos aspectos resulta clave para entender que el tramo necesita ser realizado con un ritmo un poco más calmado, pero constante.
Una vez alcanzada la cima y habiendo hecho las fotos y el descanso de rigor, nos dispondremos a emprender el descenso. Serán aproximadamente 1000 metros a bajar hasta alcanzar el Campo Grande, previo desarme de campamento.
Con todo, la jornada exige recorrer más de 16 km, remontar 500 metros y descender otros 1000. El tiempo de marcha para la etapa no será muy distinto al de los días previos, nuevamente alrededor de 10 horas y desde lo físico sigue siendo un reto. Como añadido, hay que saber administrar muy bien el agua disponible. Es importante tener presente que una de las maneras más eficaces de paliar y/o prevenir el mal de altura es tener una correcta y abundante hidratación. Lo ideal sería abastecerse con 3 litros de agua por persona desde el último punto posible.

Etapa 4: Campo Grande – El Rodeo
Distancia: 23,1 km.
Altura inicial: 3610 msnm.
Altura final: 1295 msnm.
Tiempo estimado: 9 horas.

La última etapa consiste en descender hasta el pueblo de El Rodeo. Son muchos metros que hay que bajar, y muchos kilómetros a recorrer.
Partimos desde nuestro campamento en Campo Grande. Hay que descender 2300 metros a lo largo de 23 kilómetros.
Nuevamente, y para no perder la costumbre, resultará en otra larga jornada de 9 horas y gran exigencia física. En este caso no tanto muscular, ya que no habrá que realizar trepadas, pero si hay que tener mucha precaución de no sobrecargar e incluso dañar las articulaciones, en especial las rodillas.
Si los tiempos se cumplen, se debería estar arribando al pueblo cerca del atardecer.

 

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}